Clases de Yoga en Madrid - Av del Doctor Federico Rubio y Galí 6, 28039, Madrid - info@vidaes.es - Teléfono:91.327.53.46

Bienvenido/a nuestra Web. Esta usted en Clases de Yoga en Madrid.

QUE ES YOGA.

 

El Yoga es una disciplina milenaria de autoconocimiento y desarrollo espiritual. Es una ciencia que purifica nuestro cuerpo y nuestra mente, liberándolos de cualquier fluctuación o resistencia

A través de suaves ejercicios vamos flexibilizando y ejercitando el cuerpo para sentirnos mejor físicamente. A medida que nuestro cuerpo se siente mejor tenemos acceso a un estado más profundo de paz interior y bienestar.

La meditación nos irá guiando cada vez más profundamente al estado de unión con todo lo que es.

El yoga proviene de Oriente, principalmente de la India. Sus orígenes datan de hace más de tres mil años y se basa en la experiencia personal, no en la creencia. Yoga proviene de la raíz Yuj que en sánscrito significa “uncir al yugo o unión”. Unión entendida  como  integración armónica de todos los estratos del ser humano y como sentimiento  de unión  del individuo con el resto del Cosmos.

El yoga nos proporciona a una serie de técnicas  psico-físicas  de perfeccionamiento, y auto-conocimiento a nivel físico, mental y espiritual.

A nivel físico sus técnicas favorecen el cuerpo, sus funciones y energías. Se sirve del cuerpo como instrumento de bienestar y perfeccionamiento. Sus milenarios métodos tienen gran eficacia preventiva, terapéutica y recuperativa. Incluye, entre otras, las técnicas de relajación y las posiciones corporales que permiten beneficiosos estiramientos sostenidos y auto masajes muy profundos. Estas posturas, conocidas como asanas, activan y potencian todo el organismo, equilibran el sistema nervioso autónomo, sosiegan el ánimo y armonizan todas las funciones.

El Yoga nos proporciona un medio para obtener relajación, descanso y equilibrio. Es un medio también para  desarrollar la mente y aumentar la concentración, la habilidad para dirigir mi atención hacia algo sin ninguna interrupción. Patanjali define el yoga como: "la eliminación de las fluctuaciones mentales". El yoga ayuda al individuo a descubrir su autentica naturaleza y  permite disolver las tendencias separadoras del ego. A través de la  meditación podemos "contemplar el funcionamiento de nuestra mente" poniéndonos en contacto con nuestras emociones y con patrones de pensamiento negativos, muchas veces inconscientes, dándonos la oportunidad entonces de evitarlos o sanarlos.

Hatha Yoga

El vocablo Hatha proviene de las raíces ha y tha (sol y luna). Está referido a las dos cualidades -solar y lunar- del fluido o prâna vital del cuerpo. Es el yoga de la fortaleza y armonía del cuerpo. Asimismo puede traducirse como la unión de las energías prâna y apana.
El principal objetivo del Hatha Yoga, es lograr el máximo equilibrio entre el cuerpo físico, la mente y la energía vital, o prâna. Pretende, no sólo fortalecer el cuerpo, sino también armonizar y equilibrar todo el sistema nervioso con una serie de ejercicios en los que interviene la respiración (prânâyâma).


También se incluyen determinadas purificaciones corporales (kriyâ) y trabajos gestuales (mudras). Actúa fundamentalmente sobre el cuerpo físico y la respiración, procurando una salud perfecta.

En Hatha Yoga se presta especial atención a la respiración. Utilizando distintas técnicas podemos mejorar nuestra capacidad pulmonar, regular nuestro estado mental y emocional, así como mejorar la concentración.

Se practican Asanas o ejercicios físicos que mejoran y vigorizan el cuerpo. El Yoga también actúa sobre el sistema circulatorio, endocrino y nervioso balanceándolos y equilibrándolos.

Por ultimo el Hatha Yoga incide también en técnicas de relajación  ( boddy scans , atención sostenida hacia el proceso respiratorio) y las Meditaciones utilizando como objeto de las mismas a las sensaciones que nos aportan los sentidos.

Buscamos una mejora de las condiciones físicas, manteniendo el cuerpo en plena forma, endureciendo y alargando los músculos, a veces acortados o atrofiados por una vida sedentaria con una eficacia preventiva y terapéutica de distintas dolencias.

La práctica del Yoga hace que nos pongamos en contacto con nuestro cuerpo: nos hace  capaces de localizar aquellos  puntos de tensión en nuestro organismo provocados a veces por vicios posturales  o por estrés, siendo entonces de gran utilidad estiramientos musculares suaves y la utilización de la respiración para aliviarlos.

Desarrollamos una sana relación de respeto y cuidado hacia el cuerpo, eliminamos pensamientos de autoexigencia y nos rendimos, aceptando  nuestros límites.

Aprendemos a través de los distintos tipos de Pranayama (técnicas respiratorias)  a aprovechar mejor nuestra capacidad pulmonar y a focalizar nuestra atención hacia la respiración, para serenarnos pero también energizarnos cuando nos encontramos bajos de tono.

Con la relajación cultivaremos la habilidad de calmarnos, tratando de ser conscientes de las sensaciones físicas que nos transmite nuestro cuerpo o la respiración.
La meditación nos permite observar  nuestras emociones y pensamientos con una actitud abierta, neutra, sin juicio. Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar concientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. A medida que las personas desarrollan una mayor calma y estabilidad en la práctica de la meditación formal, empiezan descubrir que se sienten espontáneamente mucho más calmadas en situaciones que antes solían preocuparlas mucho.

meditacionplaya


Los contenidos e imágenes de esta página son propiedad intelectual de la Asociación Española de Terapias Complementarias Causay. Se prohibe su copia sin autorización expresa. info@causay.es - Gracias por su visita -

Reglas de Uso y Política de protección de datos y privacidad de la Web.